Sobre Apple explotando a sus trabajadores en China: un asunto de branding

Sobre Apple explotando a sus trabajadores en China: un asunto de branding

Desde hace unos días, algunos medios comentaban sobre las practicas de explotación en las que incurre Apple en sus fábricas de China. Aunque desde luego no estoy de acuerdo con prácticas que sean abusivas con los trabajadores, me ha sorprendido el revuelo de esta historia, cuando empresas no sólo tecnológicas, y no sólo norteamericanas de cualquier país industrializado llevan a cabo las mismas prácticas para reducir costes y maximizar las ganancias.

Por cuanto he visto, leído, escuchado y comprobado, un paradigma de nuestro mundo de los negocios desde hace dos décadas, es la necesidad apremiante de maximizar el valor de los accionistas.

Veamos, si intensificamos esta práctica, el resultado es: despidos masivos en países industrializados, o llevarse la fabricación a países menos desarrollados para maximizar las ganancias. Si estamos en el negocio de la manufactura, el resultado es un escenario en el que la ganancia lo es todo, aún a costa de abusar de las condiciones de nuestros trabajadores; si estamos en el negocio de las finanzas, el resultado es poner economías enteras al borde del colapso, y desencadenar crisis que nos llevará años sobrepasar.

Bien, una vez expresado mi descontento, CRANK Blog es un blog de ventas, de modo que veamos el aspecto de esta historia relacionado con las ventas, y obtengamos algún valor de todo esto:

Lancemos un nuevo-viejo paradigma: ¿Queremos vender como campeones? Desechemos la idea de maximizar el valor de los accionistas a toda costa, y comencemos a maximizar el valor del cliente, y el maximizar el valor de la cadena de suministro.

Desde luego, es opcional, pero pensemos por un momento en el concepto de lo cool.

El branding, al igual que las ventas, se trata de expresar una serie de valores que despierten un atisbo de confianza en la mente del prospecto. El éxito de Apple está ligado a tecnología y productos estupendos, pero el branding de la empresa apunta a expresar un estilo de vida, una marca de identidad, y valores como creatividad, independencia y cambio.

Nos gusta lo cool. No nos gusta lo que no es cool. Apple es cool, pero ¿que pasaría si en lugar de expresar los valores de simplicidad y diseño sin igual, la imagen de la empresa comienza a asociarse con valores como ganancias ante todo,  explotación, o practicas de monopolio, u otros valores que no son cool? ¿Cómo impactaría en las ganancias y márgenes si de pronto el gesto de sacar nuestro i-pad, i-phone, MacBook o lo que sea, dejara de ser cool? Recordemos que uncool viaja diez veces más rápido que cool.

¿Quieres vender como los campeones? Incluye estos sencillos pasos en tu estrategia y tus actividades de ventas:
(a) Sé cool maximizando el valor del cliente,
(b) Sé cool maximizando el valor de la cadena de suministro,
(c) Encárgate de que todo el mundo se entere (¡¡eso es branding!!).

Si eres comercial: Olvídate de las presentaciones enlatadas y las interminables descripciones de características. Expresa lo cool, expresa cómo otras personas se volvieron cool utilizando tus productos o servicios. Invita a esas personas al ciclo de venta para que expliquen lo cool que ha sido hacer negocios con tu empresa. Si sigues este consejo ya lo sabes, el objetivo de tu próxima llamada, tu próxima visita, tu próxima presentación de ventas, no es vender. Céntrate en expresar lo cool, y deja que te compren.

No Comments

Post A Comment